La realidad de los dientes de oro o grillz

La realidad de los dientes de oro o grillz

Si escuchamos hablar de los grillz tal vez no sepamos, de primeras, a qué se refiere la gente. Pero, ¿y si en lugar de grillz hablamos de dientes de oro? Entonces la cosa cambia. 

La nueva moda de los dientes de oro

La sociedad evoluciona y se transforma y, con ella, la moda, siempre marcada por celebridades del mundo del cine, la música, la televisión, etc. Como cada X tiempo indefinido, hace un tiempo surgió una nueva moda: los dientes de oro. En los años 80 podíamos ver a cantantes raperos con estos dientes de oro. Pero, esta moda que parecía ya olvidada, ha vuelto.

Basta con meternos en redes sociales como Instagram o Facebook para observar que, cada vez son más las celebridades que muestran sus dientes de oro. Más allá del gusto o de la estética, ¿sabemos realmente qué pueden provocar los dientes de oro o grillz en nuestros dientes?

Este adorno tan llamativo y distintivo, puede afectar gravemente a la salud de nuestros dientes y nuestra boca. Por ello, queremos advertirte de los efectos secundarios que puede acarrear el uso de dientes de oro o grillz. 

Riesgos del uso de dientes de oro

Los dientes de oro que vemos en las celebridades y que muchos deseáis tener, son adornos de metal que se colocan sobre los dientes reales pudiendo ser extraídos en todo momento. Pueden estar fabricados de plata, oro o algún tipo de metal e incluso tener incrustadas piedras. 

Pero, una sonrisa moderna puede costarnos caro. Y no. No hablamos del precio de los dientes de oro sino de sus efectos secundarios:

  • Los dientes de oro no están fabricados por odontólogos de forma específica para cada persona eso hace que no se adapten de igual manera en todas las bocas. Entendemos que cada uno tiene una forma maxilar propia lo que hace que la posición de los dientes varíe según la persona. Esta inadaptación puede dañar el esmalte de los dientes, además de desgastarlo. Las encías, pueden sufrir el roce de los dientes de oro llegando incluso a provocar una enfermedad periodontal, gingivitis o recesión de encías
  • La colocación de grillz o dientes de oro, puede provocar la acumulación de placa bacteriana y caries en los dientes ya que la comida puede acumularse entre este adorno y los dientes reales. 
  • El aumento de placa bacteriana provocada por los dientes de oro, conlleva la aparición de mal aliento.
  • El uso excesivo y prolongado de los grillz, puede decolorar los dientes e incluso teñirlos dependiendo el material del que estén fabricados.  
  • La colocación de dientes de oro o grillz puede provocar una mordida incorrecta. Esto conlleva una posición forzada de la mandíbula causando lesiones en los músculos faciales y/o articulaciones presentes en la zona afectada. 

Estamos a tu disposición

No dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica si necesitas obtener más información acerca de los dientes de oro y cómo pueden afectar a tu salud bucodental. Además, si crees que la colocación de dientes de oro te ha podido causar algún tipo de enfermedad como la enfermedad periodontal, gingivitis o desgaste dental o desgaste del esmalte de tus dientes, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o en acudir a nuestra clínica. Estaremos encantados de ayudarte. 

Lavarse los dientes

Lavarse los dientes

Lavarse los dientes

Lavarse los dientes es una costumbre bien enseñada que nos inculcan desde pequeños. Todos hemos escuchado frases como: “Lávate los dientes antes de ir a la cama” o “¿Te has lavado ya los dientes?”. Aprendemos enseguida que es algo importante que tenemos que hacer pero, ¿somos realmente conscientes de lo que supone para nuestra salud bucodental una buena higiene en los dientes?

¿Por qué es importante lavarse los dientes?

El principal motivo por el que es importante lavarse los dientes a diario es la acumulación de placa bacteriana en nuestra boca. Esta placa bacteriana se forma en nuestra boca de manera contínua y solo un cepillado diario y bien ejecutado es capaz de eliminarla evitando así su efecto nocivo. 

¿Sabemos cuáles son los efectos nocivos de la placa bacteriana en nuestra boca? Las consecuencias pueden ir desde la aparición de caries a gingivitis, inflamación y sangrado de encías. Además de estos problemas, una incorrecta higiene bucodental puede derivar en enfermedades periodontales que afectan directamente a los tejidos de soporte del diente. La acumulación de bacterias en las encías, puede producir una separación entre el diente y los tejidos de soporte, provocando una mayor acumulación de las bacterias en la zona y debilitando los tejidos y los huesos. 

Sí. No lavarse los dientes de forma habitual puede provocar una caída del diente prematura por acumulación de placa bacteriana. 

Por otro lado, lavarse los dientes es el gran aliado contra el mal aliento ocasionado por la descomposición de la comida y los restos de la misma en nuestra boca.

¿Cada cuánto hay que lavarse los dientes?

Ya conocemos porqué es importante lavarse los dientes pero… ¿cada cuánto debemos hacerlo? La recomendación general es 2-3 veces al día. Si hacemos de una forma correcta el cepillado de los dientes, será suficiente para mantener una buena salud en nuestros dientes y encías. 

Tanto en el caso de los adultos como en los niños, es muy importante que se lleve una correcta higiene bucodental entre 2-3 veces al día, teniendo en cuenta las necesidades según la edad. Los niños, tendrán que lavarse los dientes con un cepillo y pasta de dientes acorde a su edad. Los adultos, podremos utilizar cepillos muy suaves, suaves, medios o duros según nuestras necesidades y la recomendación del dentista.

¿Cómo hay que lavarse los dientes?

No sólo es importante el cuándo hay que lavarse los dientes sino también el cómo para que nuestros dientes no se vean perjudicados y dañados durante el cepillado. 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que igual de importante es lavarse correctamente la cara externa de los dientes como la cara interna. De nada sirve lucir una sonrisa limpia si la parte interna de los dientes está llena de placa bacteriana que afecta a nuestra salud bucodental. 

Teniendo claro este primer punto, empezaremos a lavarnos los dientes por un extremo de la boca para llegar de forma progresiva al extremo contrario; primero en la cara externa de los dientes y repetimos el mismo proceso en la cara interna. 

El cepillado ha de realizarse con un movimiento circular que nos asegure de la completa eliminación de la placa bacteriana de nuestros dientes y encías. Es muy importante tener cuidado con las encías durante este proceso de lavado ya que un manejo incorrecto del cepillo de dientes, podría dañarlas. 

No podemos olvidarnos de la importancia de lavarse la lengua. La lengua también es un foco de bacterias que puede estimular la producción de caries y/o sarro en los dientes. 

Estamos a tu disposición

No dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica para cualquier duda o si crees que tienes un exceso de placa bacteriana en tu boca que te está produciendo problemas como el sangrado de encías o enfermedades periodontales. 

Nuestros expertos buscarán en todo momento la forma correcta de ayudarte o de aconsejarte según tus necesidades.

×

Powered by WhatsApp Chat

×